viernes, 22 de mayo de 2015

266 - Tito malabarista


Tito es la estrella del circo Rando. Al público le gustan mucho sus actuaciones, pero un día sucede algo extraño: ¡la nariz de Tito desaparece! .Una historia sencilla y emocionante que refleja lo poco que importa el aspecto físico (contraportada del libro)


El texto es breve y conciso, va genial para cuando los peques comienzan a leer.

 
Nos lo regaló una amiga hace unos meses y, de vez en cuando, nos gusta leerlo para ver una y otra vez la magia que tiene y recordar el verdadero mensaje para nuestro interior. Es muy bonito y tiene un efecto precioso en forma de magia final.


Aquellos valores que tratamos de inculcarles a nuestros pequeños, de hacerlos importante reforzando su autoestima, únicos, constantes...aunque las circunstancias cambien...


Lo recomendamos por si alguien, en algún momento, busca un libro de características similares.
Las ilustraciones son preciosas.
Editorial: Edelvives
Autor: Guido Van Genechten

jueves, 21 de mayo de 2015

265 - Xilófono de cristal, madera y juego acústico


Hace tiempo que tenía en mente hacer el xilófono de cristal, hasta que por fin le llegó su turno. No es más que agua con colorante alimenticio (escalonando cada vaso con menos cantidad que el anterior). Hemos tratado de hacer los colores similares a uno que tenemos de madera desde que Jirafita era muy pequeña.


Después de tocar hacia adelante, hacia atrás, esta nota por aquí y la otra por allá...pasamos a hacer un juego que nos ha gustado mucho.
Todos los jugadores cierran los ojos, mientras que uno que es el músico toca el xilófono de cristal hacia adelante y hacia atrás para que todos puedan concentrarse en los diferentes sonidos.
Y de pronto hace sonar una nota. El resto abre los ojos y trata de adivinar cual es.
 


Son ratitos muy mágicos, escuchando, agudizando, eligiendo, acertando, equivocándonos...jugando y aprendiendo.



Fácil, rápido de preparar, económico, resultón a la vista, el oído y muy muy divertido.

Nota: también lo hacemos en el de madera, pero nos ha resultado más atractivo en el de cristal, por esa finura que presenta el vidrio. Además ¡es relajante!

martes, 19 de mayo de 2015

264 - Castillos de sal


"Ahora quiero hacer castillos de sal", me dijo mi hija después de haber preparado juntas una caja sensorial (que mostraremos en otro post) y que nos había encantado.
Así que con eso se puso, y se lo pasó genial jugando sola mientras yo la observaba y le sacaba fotos.


Llenaba, vaciaba, echaba en moldes, volcaba...


Comprobé cómo siguen gustándole los trasvases y pringues que desde siempre habíamos practicado por esta casa con diferentes materiales o texturas.


Disfrutó con cada figura que conseguía dejar más o menos hecha, aunque cuando vio que algunas se le deshacían enseguida optó por echarle agua para que se apelmazara mejor.


Estuvo bastante tiempo entretenida creando.
Lo que más me gustó es que la idea surgió de ella y que a mí se me han ocurrido otras propuestas a partir de esta. Si resulta, os la contaremos, je.
Económico, divertido, creativo, sensorial...

Esta sal ya la utilizamos en una caja de nieve

miércoles, 13 de mayo de 2015

263 - La bolsa de las historias


Una bolsa pequeña llena de muñequitos y objetos variados. Inconexos o de un tema concreto
 

Jugamos de dos formas:
Tiramos el dado por turnos, cada uno saca tantas figuras como indique su número de dado y entre todos los elementos vamos haciendo crecer la historia.



Empieza uno y, cuando lo crea conveniente, pasa el turno al siguiente. Usamos todos los elementos que tenemos. Unos entran, otros salen, pero todos los que hemos sacado de la bolsa tienen que formar parte de la historia. Hay protagonistas y secundarios, como en todos los cuentos o historias.


A veces si no sabemos cómo continuar o algún elemento no nos gusta tanto e incluso no termina de encajar, pues tiramos de nuevo el dado y podemos cambiar tantos muñequitos como el número que indique el dado. (ej, sale un dos pues elegimos dos para meter en la bolsa, volvemos a remover y sacamos otros dos). "El que toque tocó", como dice Jirafita.


Es divertidísimo y nos reímos un montón porque a veces tenemos que hacer adaptaciones de la historia que se va por derroteros increíbles. La imaginación es ilimitada y todo aquello que creamos puede suceder.


Otro juego distinto es que empieza un jugador, coge un elemento de la bolsa (sin mirar) y empieza una historia, pasa turno y el siguiente coge otro objeto y continua la historia y así con todos los jugadores. Cada nueva invención aporta un nuevo personaje al relato.


Por esta casa nos lo pasamos muy bien. Vamos cambiando los objetos de la bolsa y salen historias muy distintas con los mismos muñequitos.

Nota: Los elementos nosotros los sacamos sólo palpando, sin mirarlos.


De todas las historias que hemos creado hasta ahora, recuerdo con especial cariño el juego que dio el flamenco y el sombrero. El sombrero lo incorporé yo a la bolsa y el flamenco mi pequeña (sí, a veces hacemos bolsas mezcladas...cada miembro de la familia introduce los objetos que le parece sin que el otro los vea...así siempre tenemos la capacidad de sorpresa al sacar muñequitos que no imaginábamos. Da mucha más riqueza a las historias). Y el hada de la canoa. Qué preciosa historia. Ninguno cambiamos ni el hada ni la canoa ni el flamenco ni el sombrero. Estuvieron hasta el final de la historia mientras otros elementos entraban y salían.
El flamenco es otro animal, junto con la jirafa, que nos fascina en esta familia.



Con este juego, aparte de los ratos tan divertidos que nos da. Aprendemos vocabulario, nos enriquecemos culturalmente trasladándonos a países o ciudades, conocemos flora y fauna, capacidad de enlazar elementos inconexos, trabajamos la atención y la memoria para continuar historias y no perder el hilo de lo que ha contado otro jugador, capacidad de elaborar un relato a partir de algo concreto o continuarlo teniendo sentido, expresar sentimientos, sintetizar, narración....
Es un juego que da mucho de sí, entre otras cosas, para los más mayores les prepara para hacer comentarios de textos, comprensión lectora, etc...




Nosotros siempre tenemos una bolsa lista, las vamos cambiando por semanas o cada dos o tres días si hemos usado muchos elementos. Ahora que se acercan los días de playa y piscina, llevaremos una para esos ratos donde haya que combatir el calor con algo divertido.

miércoles, 6 de mayo de 2015

262 - Pizzas de plastilina


La plastilina da mucho de sí por esta casa, así que nos montamos juegos y actividades con este material, adoquier, je.

Esta pizzería tiene mucho éxito, así que no damos abasto a recibir pedidos.


Esta es la masa ya con el tomate incluido, je


Preparamos el queso mozarella y esparcimos. A continuación, vamos añadiendo ingredientes

 
Gambas
 
 
Aceitunas
 
 
Poco a poco vamos llenando la pizza con ingredientes al gusto
 
 
Estas son ramas de orégano fresco, lo cortamos muy fino y espolvoreamos a la pizza
 
 
 
A punto de salir del horno, mmm...
 
 
 ¡Listas!
 
Ratos y ratos de juegos y diversión, sin olvidar el aprendizaje.
 
¿Qué aprendemos con este juego?
Practicamos la motricidad fina con tantos ingredientes pequeñitos (seguimos trabajando para facilitar la escritura y/o perfeccionarla), juego simbólico donde tiene que pensar ingredientes, elaborarlos (adaptación de objeto a la realidad), trabajar alimentos, nombrarlos, diferenciarlos (de algún modo están clasificando: derivados lácteos, verduras, conservas, hortalizas...), se utiliza el pensamiento, la imaginación, la fantasía y la realidad...
Y todo eso lo aprende sin obligaciones y sin darse cuenta, ¡sólo jugando!
 
Nota: además de plastilina le encanta hacerla para comerlas de verdad. Ver aquí.

lunes, 4 de mayo de 2015

261 - Sus primeros recortables


Aún recuerdo cuando yo tenía recortables, me pasaba las horas y las horas jugando con ellos.
Cuando vi este libro pensé que a mi peque le gustaría y así fue.
Lo recibió el día del libro junto con otro que sí era para leer, a veces los libros también pueden ser para imaginar, jugar, soñar...me encanta tener libros de todos los formatos, texturas, estilos...

Vienen dos muñecas de cartón para vestirlas y su ropita y complementos son del mismo material, además de reversibles. (Qué modernas! en los años 80 eran de papel y no tenían otro modelito por detrás)



Así que tenemos un montón de ropa, zapatos, sandalias, gorros, vestidos, pantalones...y hasta un pijama manta!!!



A Jirafita le gustó mucho, nunca había jugado con recortables ni los había visto y ha sido un éxito. Mi peque que no es nada de jugar con muñecas (sino de puzles, cocinitas, construcciones, pinipon, playmobil, motricidad gruesa a tope...) le han gustado mucho.


Se pueden volver a insertar en el libro, pero para no estar todo el día sacando y metiendo, les hemos buscado una cajita y así solo hay que ponerse a jugar.



Se enteró que también hay otro libro similar de bebés niños y enseguida pensó apuntarlo a la lista de Reyes. Ya veremos.



Nota: De más pequeña jugó mucho con este juego de ropitas de madera.

miércoles, 29 de abril de 2015

260 - Pescar letras para formar palabras


Una bandeja con letras imantadas
Tarjetas de dibujos y palabras
Mini cañas para pescar. (Nosotros las teníamos de un juego pero si no tenéis las podéis hacer con un lápiz-palito o similar, con hilo/cuerda y un clip.)
( Por si os sirve,ver aquí una que hicimos para otro juego distinto de pesca)


Si la letra que buscábamos estaba bocarriba y no podíamos pescarla pues le dábamos con la varita de la caña de pescar hasta que se volteara y por fin imantarla. No valía cogerla con las manos.
Una vez pescadas todas las letras..., ¡a formar palabras!


La única pega era que no teníamos tantas letras repetidas en mayúscula o minúscula así que tuvimos que hacer las palabras como buenamente pudimos, de ahí que algunas estén mezcladas mayúsculas y minúsculas


Es un juego que le ha gustado mucho a Jirafita, con la novedad de pescar se ha animado a formar más y más palabras. Yo encantada, claro porque sin darse cuenta estaba dando pasos agigantados en la lecto-escritura.
De vez en cuando elige tarjetas y quiere pescar.

Nota: Usamos también las tarjetas de este libro (aunque no salen en las fotos de este post)


martes, 28 de abril de 2015

259 - Plantilla de rectángulos


Aprovechando que en el cole de Jirafita estaban trabajando rectángulos y siguiendo el consejo de su maestra (si los peques llegan hablando de trabajos sobre algún número, color, técnica, figura geométrica, proyecto, cuento...sería importante que se le refuerce en casa a modo de juegos distintos con aprendizaje similar)...para qué dijo eso...yo que no necesito nada ya pendiente del primer comentario de mi hija para ponerme manos a la obra. 
En lo que duró el proyecto fuimos mirando rectángulos por todas partes, llevamos al cole cosas muy variadas con esa forma y le preparé un juego simple que sabía que lo haría rápido pero me interesaba que tuviera entre sus manos muchos rectángulos de distintos colores, tamaños, grosores y posiciones.

Usé rectángulos de aquí, aquí, aquí y de otro juego que pronto pondremos aquí.

Le dejé esto en una mesa y no dije nada.


Es fácil pero me parece de suma importancia reforzar de vez en cuando el plano y el volumen porque será imprescindible para trabajar conceptos más complejos en unos años y creo que si se tiene una buena base de asociación plano-volumen facilita mucho las cosas.
Vuelvo a trabajar a diario con chicos de la ESO que presentan dificultades para diferenciar este tipo de conceptos, visualizarlos y resolver problemas.

En cuanto lo vio se puso a hacerlo.


Rectángulos, motricidad fina, destreza, posición, sentido, atención, paciencia...
...y observación...
...mi pequeña es super observadora, con los años se va agudizando, jaja
Desde siempre me ha gustado hacerle juegos trampa para ver si lo resolvía, sin decirle nada y siguiendo a su ritmo. Si no se daba cuenta, que era raro, no le decía nada y si resolvía me tocaba quebrarme más la cabeza para la próxima. Pues bien, en la foto primera se observa que está todo completo excepto un rectángulo azul pequeño que tal como está en la foto sería posición vertical...pues bien, Jirafita termina y dice..."falta el de la trampa" y digo ¿qué trampa? dice: "este azul que me has puesto aquí pero la ficha no está por ninguna parte" no hay trampa, eh?....jajaja....pues bueno, este queda así sin nada porque la ficha no está.
Compruebo los rectángulos a sabiendas que esta vez no había nada de trampas y veo que efectivamente sobraba un hueco plano y faltaba un volumen. Hasta que me di cuenta que había pintado en plano un rectángulo de más.
¡Anda mamá, ya te vale! jaja...así me gusta Jirafita que estés atenta, jajaja
Yo aprendo de ella cada día mucho más que ella de mí.

Otras plantillas geométricas
Relacionamos volúmenes

lunes, 27 de abril de 2015

258 - Astronautas


Esta bandeja de astronautas, naves espaciales, cohetes, planetas y ovnis la hicimos hace tiempo, pero no la teníamos compartida, así que en este momento pasa de ser una entrada borrador a estar publicada.

Usamos de fondo alubias negras.
Piedras
Pelotas saltarinas de colores
Anillos
Botones dorados que simulaban platillos volantes
Un espécimen no identificado que usamos de extraterrestre


Astronautas, cohetes y bandera (heredados)
Gomets con forma de estrellas


Nos sirvió para introducir nuevos nombres (de planetas, satélites...) pero la peque era más chiquitina. Volveremos a darle otros usos para profundizar más en Astronomía...cuando llegue el momento adecuado pero no queríamos dejar de recordar lo bien que nos lo pasamos la tarde que hicimos esta bandeja. Sólo duró una tarde, no ha sido de las que más le ha llamado la atención pero jugó mucho con ella en ese momento y los astronautas estaban tan cansados que terminaron así, eso...o que se asustaron de la llegada del extraterrestre, que lo llevó de un lado para otro y terminó subido junto a la bandera, je. Eso es para darle un patatús a cualquiera, jaja



Las alubias negras también las usamos en esta otra bandeja sensorial Halloween

sábado, 25 de abril de 2015

257 - Ceras caseras de figuritas


Hace mucho tiempo que habíamos visto en distintos blogs cómo realizaban ceras de muñequitos con trozos pequeños de las que se van gastando.
El pasado verano (2014) lo hicimos en casa.


Recopilamos trozos de diferentes colores (que nos sirvió para clasificar), las pusimos en moldes de silicona. Y las llevamos directamente al sol durante todo el día. Os imagináis el calor que hacía, ¿verdad?

Se nos derritieron por completo (unas mejores que otras--dependiendo de la marca), las retiramos del sol y las dejamos secar a la sombra. Cuando estaban endurecidas las desmoldamos.


Y teníamos conejos, huevos, patos, bolsos, zapatos de tacón, abanicos...

Listos para pintar y dar rienda suelta a la creatividad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...